martes, 1 de abril de 2008

Uno de mis capítulos favoritos el 6


"De nuevo venía la época de lluvias. Estábamos esperándola en serio porque el calor era insoportable, y aunque no me gustaba mucho esa nueva versión de los “cafés frappé” que les atrae tanto a la nueva generación de tomadores de café, reconocía que eran una excelente contribución a los ingresos en época de calor.
Desconozco aún por qué los jóvenes, a quienes como a cualquiera de mis clientes “amantes del café” respeto profundamente, les gusta tomar el café en su expresión frappé o granita, Elías insistía que en Italia era muy usual tomar el caffé freddo, aunque para mí era terrible ese destino, para unos estupendos granos de café que han recorrido un camino tan largo como para mezclarse con un helado bloque de hielo raspado y mezclado con jarabes de sabores artificiales, cuando en cambio su último recorrido puede finalizar siendo finamente molido y compactado estrechamente en el íntimo y mínimo espacio de la pinza, que con un cálido y enérgico soplo de la presión del agua a la temperatura justa, lograrán producir la más exquisita y espesa crema sobre este líquido divino; bueno creo que la misma idea me parece totalmente sensual, o será el mismo calor de esta onda tan fuerte, el que me está afectando y poniendo en un ánimo erótico.
Estaba pensando en esta idea, y justo al sonrojarme, miré hacia la entrada y vi venir la imagen de una persona que no creí volver a ver en mucho tiempo..." D.R. a favor del autor

No hay comentarios: