martes, 9 de febrero de 2010

Con Martha Debayle

El próximo jueves 11 de febrero mi autora está invitada a charlar con la reconocida comunicadora y empresaria Martha Debayle en el programa de radio que se transmite por la frecuencia del 96.9 de FM y 900 de AM de W Radio o a través de Internet en esta liga de 12 a 14 hrs.

El tema: los sueños que dejamos atrás ...

Creo que soy la más fuerte y contundente demostración de que los sueños le inyectan a nuestra vida, la intensidad que convierte una vida estática en otra llena de pasión con muchas nuevas posibilidades, en donde el trabajo y el esfuerzo son definitivamente una herramienta para construir los sueños pero lo que sobre todo hace falta, es confiar en que la voluntad puede conseguirlo todo.

Quienes me han leído saben bien que en Café Toscana los sueños son muy valiosos, la esperanza de vivirlos no se encuentra en el pasado sino en los recuerdos del futuro. Y esta imagen no es más que una idea sistemática de construir a diario la parte del proyecto que le toca a cada recuerdo que deseamos vivir en el futuro, no es simplemente romanticismo, se trata de poner manos a la obra y para ello es importante elegir muy bien los sueños porque siempre corremos el riesgo de poder cumplirlos.

Los invito a escuchar a mi autora en Internet el próximo jueves en algún momento a partir de las 12:00 hrs. o en la frecuencia correpondiente y a seguir leyendo mis palabras a través de este espacio, prometo contarles más historias salidas de Café Toscana.

4 comentarios:

Augusto Vélez dijo...

Querida Susana:
Aprovecho esta visita para agradecer la hermosa misiva que me enviaste, si mal no recuerdo, un día antes de mi decimoctavo cumpleaños. Francamente, un obsequio insuperable. Tus palabras me resultaron inmensamente gratas, y es indescriptible la emoción que me apoderó al descubrir que eras tú la autora de aquellas líneas sencillas y bienhechoras por igual. Jamás me creí meritorio de tus inquietudes, y ya verás cuan dichoso me resulta descubrir que estaba minúsculamente equivocado al respecto.
Sentí la necesidad de manifestarte mi gratitud, lo consideré indispensable pues no me gustaría descuidar estos primeros avistamientos de lo que puede llegar a ser una nutrida amistad epistolar, y por eso te hago llegar mi respuesta con toda la urgencia que demanda un asunto tan delicado… un mes después. Ya verás que muy a pesar del aligerado ritmo que nos facilitan las nuevas tecnologías para atender diversos asuntos en el mínimo de tiempo y con toda comodidad, yo rescato la delicadeza de enviar una carta, jugando con la ansiedad del destinatario y narrando detalles que llegaran retrasados por tantos días que de ser nefastos ya no afectaran; y si sencillamente son pura dulzura y ternura serán leídos con pesado desdén y acompañados de algún bostezo. Enhorabuena por mi pereza.
En suma, recibe todo cariño y afecto, y recuerda que soy tuyo, etc.
El Caballero, o Augusto Vélez.

Café Toscana dijo...

Gracias mi estimado Caballero por retornar a estos lares.
Esperaremos con ansiedad sus amables palabras, aguardando con la riqueza de un buen espresso a la mano.

Fernando dijo...

No es simplemente romanticismo, se trata de ponernos manos a la obra....
Es que no puedo dejar de conectarme con tus ideas, muy querido libro.
Besos a tu autora.

Café Toscana dijo...

Así es Fernando,

Eso sucede con los que no nos conformamos con que la vida simplemente pase delante de nosotros, sino que hacemos que pase en nuestra vida lo que simplemente deseamos con gran intensidad.

Un abrazo pirata