martes, 30 de marzo de 2010

Cuando el tintero está lleno y las palabras se acumulan.

Como escritora novel, mi autora no tiene la disciplina de escribir a diario, a veces no es por falta de interés o gusto, sino por la ausencia de espacios y momentos que le permitan hacerlo.

No obstante cuando tantas palabras se van almacenando sin poder ser impresas, en un punto determinado no tienen más remedio que desbordarse en distintos puestos.


El sábado pasado según lo anunciado, tuve el honor de participar en una reunión del círculo de lectores de Cuautitlán "Entre árboles y libros" en el Centro de lectura de la Condesa, la experiencia fue increíble.

Las emociones de tantos lectores conjugados en aquel espacio acogedor hicieron que mi autora se sintiera como en casa, compartir la experiencia de cómo mis páginas habían ocupado instantes valiosos en sus vidas es un tesoro invaluable.

Escuchamos historias de lectores que ahora empiezan a trazar el rumbo hacia sus sueños, y si en alguna medida mis palabras han contribuido a ello, entonces todo el trabajo, implicaciones y costos han valido la pena.


Como resultado de tanta energía positiva, la creatividad hizo presa de mi autora y desde entonces no ha dejado de escribir los últimos capítulos de su siguiente obra.




Siguen surgiendo las historias en "Café Toscana" y de ahora en adelante trataré de escribirlas en este sitio, desde luego que para hacerlo necesitaré extraerlas cuidadosamente de los lectores que entran a mis mesas, se beben mi café y concilian el sueño de recordar su futuro al siguiente despertar. Aquellas historias que mis lectores me hacen llegar porque vale la pena compartirlas, espero seguirlas recibiendo y prometo plasmarlas en este espacio, porque así en realidad formarán parte de este mundo maravilloso que los soñadores entendemos con sabor a espresso.


5 comentarios:

Doctor Gurma dijo...

Celebro que tu historia briende material para más historias sea a la vez puente y camino para otras más.
Larga vida a tus letras!

marichuy dijo...

Querido Libro

Celebro que tu autora esté llena de cosas para compartirnos. Aquí las leeremos con gusto.

Un beso

Café Toscana dijo...

Gracias por los buenos deseos mi estimado Dr. y por las asiduas visitas Marichuy, este es su espacio.

Fernando dijo...

Enhorabuena a la autora.
El autor de 3G, que ya no puede con todo, está decidiendo si se va a dedicar a escribir solamente o dedicará su vida a lo digital. Ya se verá.
A escribir, escribir siempre, como sea.

Café Toscana dijo...

Pues a mi autora el tiempo no le alcanza tampoco, y sé muy bien que la búsqueda se enfocará a permitirse escribir aunque sea de poco, pero con un golpe de suerte a escribir de a mucho, uno no sabe nunca lo que los sueños pueden traer.