sábado, 17 de enero de 2009

Café Literario "Tres Gymnopedias"

Mis pasos a través de la red han abierto posibilidades potenciales de conseguir la oportunidad más preciada por un libro como yo: ser leído.
A través de la red se buscan alianzas, ideas, visitantes y aunque parezca extraño se logran amistades. Un libro amigo muy especial llamado Tres Gymnopedias tocó a la puerta de mi autora en el Blog de libros y autores por su creador. Al darse cuenta de la similitud de nuestros objetivos en la red, llegó con una sonrisa y un parche en el ojo para brindarse como sólo sabe hacerlo mi querido amigo Fernando García Pañeda.
Tal contacto se convirtió en un lazo entrañable entre su autor y mi autora, entre su obra y yo.
Un intercambio de ejemplares permitió que Fernando presentara un trabajo estupendo reseñándome en sus blogs 3G y Territorio Enemigo .



Darle la bienvenida al 2009 con este café literario me viene espléndido al lado de 3G por dos motivos importantes: el primero fortalecer una alianza entre ambas obras cuyo primer paso se dio del otro lado del Atlántico. Y el segundo, incorporar a Fernando dentro de mis páginas como autor del prólogo de mi Segunda Edición.
Para hablar de 3G, cedo la palabra a mi autora:

Recibí Tres Gymnopedias con gran emoción, el correo me la trajo, y apenas leí la dedicatoria me sentí conmovida.

La definición de Gymnopedias según las primeras páginas de la obra:

“Palabra tomada de la obra para piano de Erik Satie Trois Gymnopédies.

Composición de estructura diáfana, austera, desnuda, en la cual melodías tristes, con una atmósfera de vaga melancolía, dan vueltas como hojas cayendo en otoño, con una línea de acompañamiento monótona y grave que choca contra acordes disonantes y en la que se repite constantemente un ritmo yámbico. “

Son tres historias, tres mujeres, tres hermanas, cuyas vidas han quedado en un suspenso, una condición estática por las etiquetas que se han impuesto como resultado de sus propias vivencias a lo largo de diferentes momentos en sus vidas. Marcas familiares, congénitas y adquiridas han impreso un carácter particular en cada una de ellas, un común denominador es la fuerza de voluntad latente que lucha contra eventos únicos o cotidianos. Batallas interiores que se libran contadas en diferentes estilos narrativos. Es un deleite encontrar en las palabras de este autor los sentimientos y pensamientos de una mujer.
Cada hermana Emma, Celina y Julia es un capítulo, pero cada capítulo liga e interconecta en los mismos planos bajo diferentes observadores los eventos que involucran un momento decisivo para cada una de ellas.
Me sentí conmovida al lograr contactar con los sentimientos de cada una de ellas, agradecida por entrar en su mundo y palpar la sentencia de evolución interior del ser humano, los momentos de verdad que la vida nos presenta y nos cuesta trabajo enfrentar.

El book trailer habla por sí mismo:



En el blog 3G toda la información: http://tresgymnopedias.net/

En Territorio Enemigo encuentren al creador: http://territorioenemigo.blogspot.com/



Me permito ahora con gran orgullo, cariño y agradecimiento presentar el prólogo de la Segunda Edición de Café Toscana en las palabras de Fernando García Pañeda.

PRÓLOGO A CAFÉ TOSCANA SEGUNDA EDICIÓN

Creo que no somos una exigua minoría quienes identificamos el aroma del café recién hecho con el olor del hogar. En mi casa, desde que tengo uso de razón, siempre ha funcionado la cafetera italiana al menos una vez al día, así que como un animal humano de costumbres más, identifico ese aroma tostado y oscuro que me lleva a una infancia feliz, a la palabra conversada, a la placidez de ver pasar la vida junto a mí y los míos sorbo a sorbo. ¿Les ocurre quizá a ustedes?

Ahora imaginen por un momento el más entrañable local de café, tan entrañable como la sala de estar de nuestros hogares. Imaginen, idealizando ese ameno lugar, un amplio salón con el piso de piedra color terracota, las paredes con un suave tono amarillo dorado con acabado tipo estuco y una tenue iluminación; cortinillas de encaje tipo europeo y cómodos sillones abollonados; mesitas adornadas con pequeñas pantallas de cera y una flor y lamparitas Tiffany; grabados antiguos y litografías desgastadas de viejos anuncios en italiano o francés en las paredes; sonidos de jazz o bossa nova escapando sotto voce por unos disimulados altavoces; y, si además son ustedes del tipo gourmande, un olor a pastelillos y panes recién horneados junto a la deliciosa fragancia del espresso. Imagínenlo y estarán en Café Toscana. Estarán leyendo Café Toscana. Porque su lectura, página tras página, nos sumerge en ese ambiente tan cálido, reposado y mullido como el de la más dulce morada. Las líneas escritas de esta novela destilan ese aroma tan querido por los amantes del café, destilan espíritu reposado para los amantes de la lectura; confieren la serenidad de ánimo de quienes traspasan el umbral de su hogar, de su mundo, de su vida.

Y amor. Porque Café Toscana rezuma, rebosa, expande amor por los cuatro costados. Por una parte, el amor de sus personajes; o, mejor dicho, el de SU personaje, Susana: mujer, hija, madre, amante, esposa, amiga... toda su vida es un puro acto de amor; amor compartido, como sólo puede ser el amor verdadero, apasionante, duro, a veces doloroso, sacrificado e inagotable, en los momentos dulces y en los más amargos.

Y, por otra parte, el amor de su autora. Café Toscana es una novela muy bien escrita, armónica y proporcionada, con una forma narrativa admirable y una buena historia para contar, con humor, sobresaltos e interés. Pero, sobre todo, es una novela escrita con amor. Está escrita por una hábil artesana que junta palabras con mimo y paciencia, del mismo modo que el experimentado orfebre cuida con detalle las filigranas de sus joyas; una artesana amorosa que compensa el peso de la inteligencia del lenguaje con las voces del corazón; una artesana que maneja con ingenio los hilos de un don tan conmovedor como peligroso; la pasión por la vida y sus aledaños, para compartirlo con sus lectores; que desmenuza la pasión en palabras para dar a la luz esta joya escrita. Y todo ello para mostrarnos la inmensa fortuna que tienen quienes consiguen recordar su futuro y apurar el espresso de la vida, «llena de esencia pero muy breve».

Disfruten esta novela con tranquilidad, sorbo a sorbo, y recuerden su futuro. Están en Café Toscana.


Fernando García Pañeda
Getxo, Vizcaya España



Un gran abrazo para ti querido Fernando, he descubierto que tus tesoros piratas son las grandes conquistas de amistades.

10 comentarios:

marichuy dijo...

Susana

Me tienes impresionada: dos blogs y ambos fantásticos.

Muchas felicidades por la segunda edición de tu libro.

Que sigan los logros

Un abrazo

mafalda dijo...

...

Nada más y nada menos...jejeje.
Me alegra este siguiente paso.
Fernando dice, escribe, y es...¡¡¡¡¡ ÚNICO !!!!!



Un abrazo para tu autora. Ayer fue un buen día. Las palabras, los consejos mutuos y un desayuno con su respectivo café. Gracias Susana Silva por permitirme ser testigo de tu crecimiento como mujer y escritora. Gracias a ti, Cafe Toscana por haber llegado a mis manos.


Mafalda

Café Toscana dijo...

Marichuy:

Bienvenida a este espacio, gracias por esos adjetivos, sobre todo viniendo de una super blogger como tú.

Un placer tomar un café aquí contigo.

Café Toscana dijo...

Gracias a ti querida Mafalda por compartir un lazo tan especial con mi autora, logrado a través de mí.

Gracias en su nombre por tan bellas palabras, el crecimiento de una persona no radica en su interior, sino en su capacidad de incorporar un poco de lo que cada valiosa amistad le concede.

Con mucho cariño

Doctor Gurma dijo...

Que lindo empezar el año con noticias de este tamaño. Encantador prólogo del señor García Pañeda, y seguramente falta poco para que venga un hermano tuyo querido libro. Felicidades a tu autora, sé que sabrás sorprendernos nuevamente y consecutivamente a lo largo del año

Anónimo dijo...

Muchas felicidades por esta segunda edición, entiendo que el camino no ha ido fácil, pero eso le da un valor extra... sigo en Café Toscana, disfrutando sorbo a sorbo, recordando mi futuro y en espera de que este sueño de tu autora se siga consolidando y dando los frutos que merecen. ¡Me encantó el prólogo! Espero, de corazón, que esto sea sólo el principio de una gran cadena de éxitos... Un abrazo para tu autora.

ALEJANDRA

Café Toscana dijo...

Dr Gurma:

Qué gusto verle por aquí, sí las sorpresas continuarán.

Un abrazo

Café Toscana dijo...

Estimada Alejandra:

Gracias por compartir los recuerdos del futuro, cierto que nunca es fácil recordarlos y mucho menos construirlos, pero al final se revelan delante de nuestros ojos y simplemente son.

Un abrazo

Fernando dijo...

¿Y yo qué puedo decir ahora, querido libro? Entre tu autora y tú me habéis dejado mudo.
Me emociona mucho que las mujeres que lo han leído digan que han conectado con los sentimientos de sus protagonistas... Como artesano de la escritura, es lo más hermoso que podía oír después de haber dado a la imprenta la novela.
No sé si será merecedor de orgullo este prólogo (todo el cariño puesto en él puede no ser suficiente), eso lo dirán tus lectores; pero lo seguro es que el agradecimiento me corresponde a mi más que a tu autora.
Rebelde que me he levantado hoy ;)
Y lo mejor de todo es que estamos sólo al principio de nuestro futuro.
Recibid todo mi cariño.

Susana S dijo...

Mi querido Fernando:

Debo confesarte que cuando leí la dedicatoria en mi querido ejemplar de 3G, tuve miedo de leer, me costó trabajo, aún me cuesta y creo que entiendes bien a lo que me refiero.
Te mando un abrazo con todo mi cariño.

Sinceramente de una Gymnopedia